Amparada por la ley: Mujer emite demanda contra los hijos de su pareja fallecida para reclamar herencia sin estar casados

0
376

La pareja de un hombre que se extravió en diciembre de 2015 en el lago Laja, en la provincia de Bío Bío, y cuya muerte se fijó un día después de reportada su desaparición, está comenzando una verdadera pugna familiar por el destino de su patrimonio.

De acuerdo a lo establecido por la Corte Suprema, se reafirmó la existencia de comunidad de bienes adquiridos durante una relación de 15 años de convivencia no matrimonial, de una mujer junto a su pareja. El hombre se extravió en diciembre de 2015, fecha en que comenzó la pugna por la herencia y se materializó con la demanda a sus dos hijas.

Asimismo, la Suprema declaró inadmisibles los recursos de casación -ingresados por las descendientes- en la forma y en el fondo deducidos en contra de la sentencia que acogió la demanda de una familia de Concepción, región del Bío Bío.

La historia judicial se remonta a enero de 2018, cuando Nardy del Carmen Vega Arriagada, tras fallecer su pareja Luis Alberto Aravena Garrido, demandó a sus hijas, porque los bienes dejados por su pareja pertenecían por sucesión a ellas, en ese entonces ambas singularizadas como menores de edad.

VER TAMBIÉN: “Nunca dije que venía a robarme micropenes”: Resurge nuevo conflicto entre venezolana y chilenas (+Video)

Según los detalles que se dieron a conocer, Nardy Vega sostuvo una relación sentimental con Aravena Garrido, desde 1999 hasta diciembre de 2015, sin matrimonio de por medio. Él además ya tenía una hija.

Posteriormente, fruto de la relación con Nardy nació otra hija y vivieron como familia. En ese intertanto, la hija de Luis los visitaba frecuentemente, tanto que entre ambas niñas forjaron una relación de hermanas.

En la demanda se detalla que durante la relación sentimental Nardy se desempeñaba como administradora en un local de la Vega Monumental de Concepción y Luis trabajaba contratado por ella. Así fueron construyendo ambos un patrimonio conjunto, alcanzando a tener 5 inmuebles y vehículos motorizados.

Sin embargo, el 12 de diciembre del 2015 se perdió todo rastro de Luis Aravena Garrido, quien salió a practicar pesca deportiva a la provincia de Bío Bío, junto a Luis San Martín y Darío Garrido Montecinos. Todos viajaron a Antuco y se internaron en el Lago Laja, junto a Carlos Gangas Herrera, cuyo cuerpo fue el único encontrado en la zona lacustre.

Tras varias semanas de búsqueda, con la colaboración de las policías, bomberos, la Armada, privados y buzos contratados por las propias familias afectadas, no se logró el objetivo y se dio paso a la construcción de un monolito recordatorio.

Legalmente, se fijó como fecha presuntiva de fallecimiento de Luis Aravena Garrido el 13 de diciembre de 2015. Tres años más tarde, su pareja inició un largo proceso judicial con sus hijas.

En fallo unánime, la Primera Sala de la Suprema desestimó la procedencia del recurso de casación al estar mal formulado, quedando vigente el pronunciamiento de segunda instancia de la Corte de Apelaciones de Concepción.

Por tanto, se declara la existencia de una comunidad de bienes entre Luis Alberto Aravena Garrido y Nardy del Carmen Vega Arriagada, a razón de un 50% para cada uno de ellos; “comunidad que recae en todos los bienes adquiridos por éstos, a título oneroso, entre el mes de enero del año 2000 y el 13 de diciembre del año 2015”, sostiene el fallo de la corte penquista.

Redacción GossipChile. Con información de BioBioChile.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí